Se trataba de ser especialista en un blog de publicidad. Algo ocurrió. Terminé escribiendo todo aquello que me venía a la cabeza.

sábado, 3 de diciembre de 2011

No te apresures.

Querido amor: 

No hace ni dos días que has partido y ya te echo en falta, ya te añoro...
Te has marchado y me has dejado un vació en el corazón que difícilmente podre llenar con algo. Te siento lejos, muy lejos. Siento que te pierdo, muy rápido. Siento que sin ti el mundo es triste y cruel. Siento que sin tu sonrisa para iluminar mi camino, no podre seguir caminando...

Pero, amor, no te preocupes. No quiero que tu caballo corra a mayor velocidad, no quiero que adelantes tu paso, no quiero que regreses antes de lo esperado por mí... Sé que tus días no están contados allí conde tu estés,  dulce caballero, pero solo quiero hacerte saber que yo te seguiré esperando, yo te esperare en el mismo castillo donde tú me abandonaste...

Firmado: 
La princesa que un día fue tu sueño. 

5 comentarios:

Maria dijo...

Me ha encantado tu entrada de verdad, escribes genial espero que sigas así.
Muchisimas gracias por apsarte por mi blog, espero que comentes en alguna entrada que te parece, porque yo a partir de ahora eso haré en las tuyas. Un beso ;)

Ritsu (: dijo...

Me gusto tu blog! te espero por el mio saludos!! :D

Marina dijo...

Me alegro mucho :D
Ahora enseguida me paso :)
Un beso!

NothingElseMatters! dijo...

Me encanta tu blog :D
Te sigoo, besos desde scusamatiamo.blogspot.com

Marina dijo...

Gracias! Ahora me paso! :D